(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "El mirlo : entremés en prosa"

Joaquín López Borbodíllo y Díógenes Ferrand 




ENTREMÉS EN PROSA, ORIGINAL 



«-f^^^i- 



SOCIEDAD DE AUTORES ESPAÑOLES 
Núñez de Balboa, 12 



i©oa 



OXv IMíIf^IvO 



Esta obra es propiedad de sus autores, y nadie po- 
drá, sin su permiso, reimprimirla ni representarla en 
España ni en los paises con los cuales se hayan cele- 
brado, ó se celebren en adelante, tratados internacio- 
nales de propiedad literaria. 

Los autores se reservan el derecho de traducción. 

Los comisionados y representantes de la Sociedad de 
Autores Españoles son los encargados exclusivanaente 
de conceder ó negar el permiso de representación y 
del cobro de los derechos de propiedad. 



Droits de représentation, de traduction et de repro- 
duction reserves pourtous les pays, y compris la Sué- 
de, la Norvége et la HoUande. 

Queda hecho el depósito que marca la ley 



EL MIRLO 



ENTREMÉS EN PROSA 



ORIGINAL DE 



Joaquín López Barbadülo y Diógenes Ferrnnd 



Estrenado en el TEATRO DE LA PRINCESA la noche 
del 14 de Febrero de 1908 



■*- 



MADRID 

a. VBLASOO, IMPBBSOR, MARQUES DB BÁMTA ANA, 11 

Teléfono número 661 
1008 



Digitized by the Internet Archive 
in 2013 



http://archive.org/details/elmirloentremese31 01 1 lope 



REPARTO 



PERSONAJES ACTORES 

PATRO Sra. Soeiano. 

UNA VIEJA Srta. Tamames. 

UNA NIÑERA.. . . , Pacello. 

EL GACHÓ DE LOS PÁJAROS. , ... Se. Manso. 

PACO COBEÑA (B.) 

UN DESGRACIADO Soto. 

PARROQUIANO l.o Dressel. 

UN NIÑO Niño N. N. 

PARROQUIANO 2.0 i 

r Que no dicen m me- 

UN TRANSEÚNTE....; > 

i dia palabra. 

UN SEDIENTO ] 



La accióu en Madiid. — Época actual 



Derecha é izquierda, las del actor 



669792 



OBSERVACIONES 



Patro, joven madrileña; dueña de un aguaducho 

Paco, madrileño joven; traje achulado y gorra. 

El gachó de los pájaros, andaluz, 3ñ á 40 años; traje de ame- 
ricana completamente hecho polvo y una chistera vieja. 

Un desgraciado, en la escena correspondiente se describe el 
tipo. 



SERVICIO DE ESCENA 



Un aguaducho, tres veladores y seis sillas. — Vasos, copas 
y botellas con agua. — Un botijo con agua. — Un cajón grande 
con pies de tijera y lleno de diferentes objetos. — Un sonaje- 
ro.— Una trompeta. — Una boquilla de ámbar. — ün martillo. 
Un paquete de horquillas.— Una palmatoria de cristal. -Otro 
soporte de tijera y una tabla para ponerla encima formando 
mesa.— Una jaula con un mirlo y otra mayor con algunos 
gorriones.— Un papel pequeño en varios dobleces. -Un car- 
tón con media docena de pasadores de hueso.— Un abrocha- 
dor para calzado. — Un sujetador de corbata. — Una corbata 
vieja y ridicula. 



J^Bí-— ———V-— —————— :^^^S^^ 



^l!t^llí«IISíll^ll!^llíg|ltgll^llt«ll^§íll^llí«llt^|líig| 



MIRLO 



Una plaza. A la izquierda en segundo término, un aguaducho con 
tres veladores y varias sillas. A la derecha, un largo cajón lleno 
de baratijas innumerables. 



ESCENA PRIMERA 

PACO detrás del cajón. P4TR0, arreglando el aguaducho. Luego, 
UJ^JA VIEJA 

Paco (pregonando con gritos estentóreos.) ¡Todo á diez, 

todo á diez! Géneros de saldo, géripros de 
quiebra, al precio de una perra gorda! Pun- 
zones, naarcadores, pelotas iiirompibles, 
frasqnitos de pomada para los juanetes! 
Todo á diez, todo á diez, desde una punta 
del cajón hasta la otra. Sonajeros, (coge uno 

y lo suena ) trompetas, (coge una y la toca.) ri- 
cas palmatorias de vidrio esmerilado, pipas 
de ámbar marino más duro q'ie el hierro. 

(Coge una boquilla y le da dos tremendos martillazos.) 

Pasen, señores, que esto es el Bazar X. Para 
el tocador, la cocina, la alcoba y el despa- 
cho: lapicero marca Crnyón, que escribe y 
dibuja mejor que la tinta llamada Enere. 
¡A perra gorda! ¡á perra gruesa! á ¡perra an- 
cha! (Hablado, sin resuello, á la Patro.) Dame 

una poca de agua, que tengo ya seco el fo- 
nó-^rafo. 



— 8 — 



Patro 



Paco 
Patro 

Paco 



Vieja 
Paco 

VlFjA 

Paco 



VlFJA 



Paco 
Vieja 
Paco 

VlFJA 

Paco 
Vieja 
Paco 

Vieja 



Paco 
Vifja 
Paco 
Vieja 
Patro 

V-EJA 



(Cogiendo el botijo del puesto.) PerO no VOCeeS 

tanto, chico, que paece que estás loco. Si no 

pasa un alma. 

(Gritando.) ¡Todo á diez, todo á diez! 

(Dándole el botijo, que le ha llevado al cajón.) 

Toma. 

(sin tomarlo, viendo á una "Vieja que sale por la iz- 
quierda.) Espera, (pregonando.) Aquí no hay 
trampa, todo es legítimo: abrelatas, que 
abren latas, saca corchos que sacan corchos, 
tijeras que cuertan. (Hablado á Patro.) Trae el 

agua. (Coge el botijo y bebe á chorro.) 

(a Paco, deteniéndose ante el puesto.) Joven. 

(Bebiendo.) En seguida va. 
¿Tiene usté horquillas invisibles? 
tSí, señora, (pregonando.) ¡Horquillas invisi- 
bles, que no se ven, porque las llevo aquí 

debajo, (saca de debajo del cajón un paquete, Ha- 
blado.) Vaya. 

(Viéndolas.) ¡Ay, esto es muy grande' no, no; 
no me sirven. Usté dispense. ¿Y esos alica- 
tes? (va él á dárselos.) No, que ya veo que son 
de hierro dulce. ¿Y aquella palmatoria? 
(Harto de lata.) Vaya la palmatoria. (Se la da.) 
¡Ay, bi pesa un quintal! 
El vidrio esmerilado es mu pesao, señora. 
(Más pesao que usté.) 

Y mire usté aquí lo que tiene. 
De la misma frábica. 

Y luego, esto es chico para la bujía. 

Pero, señora, ¿es que quié usté un arce vol- 
taico por diez céntimos? 

No; no me conviene, (sin soltar la palmatoria ) 

¿Y este marcador? ¿Y aquellas tenazas? (se 

le cae la palmatoria y se rompe ) ¡ Ay...! Usté per- 
done. 

¡Perdonada! Custión de diez céntimos. 

¿Diez céntimos? 

Como que ha escacharrao usté el artículo. 

Si ha sido sin querer. 

¡Ay, qué frescales! Señora, ¿usté se cree que 

el joven vive de sus rentas? 

(Pagando ) ¡Qué abuso! ¡Qué abuse! (Yéndose 

por la derecha.) ¡Agí los gaste usté en botical 



~ 9 — 



Paco (pregonando.) ¡A perra gorda, á perra gorda, 

calderas pa freír viejas! 
Vieja (Mutis.) ¡Golfol 

Paco ¡Guau! 



ESCENA II 



hX PATRO, PACO y al final UN TRANSEÚNTE 

Patro Pues, hijo, la primera parroquiana, pata. 

Paco Ya lo ves. Na, que traspaso el estableci- 

miento. (Se va al aguaducho.) 

P4TR0 Si te vieoes al sitio peor del barrio. , 

Paco ¿y pa qué quiero yo vender na en otro lao, 

si no te veo?... Dilo, paloma de los bosques, 
flor de un dí-^. 

Patro Pos á ese paso, tién que pedir vez pa com- 

prarte. 

Paco ¿Y qué le hago si dende que sale el sol ya 

estoy pensando en esa cara y este puesto? 
¿Si hasta los artículos parece como que 
auianecen pidiéndome agua de ceba? Trae 
un vaso. 

Patro ¿Pa los artículos? 

Paco ¡Guasiva! Y luego... (serio.) mira, Patro, la 

verdá... Es que tengo aquí dentro (ei pecho.) 
una cosa que me tiene azarao y no me deja. 

Patro (sirviéndole.) ¿Qué cosa? 

Paco Ya sabes tú lo que es. Dime tú á mí por 

qué en un sitio como este, que comparati- 
vamente es un desierto, y un desierto sin 
nadie, me he encontrao ya dos tardes al ga- 
chó de los gorriones amaestraos. ¿Por qué, 
vamos á ver?. . ¡Y un día va á haber gorrión 
que va á ir volando hasta Getafe con la jau- 
la y to! ■ 

Patro ¡Pero si yo no le hago caso, chico! 

Paco Bueno, pero él es un pelmazo, y porque te 

ve aquí sola, cree que está... (viendo á Un Tran- 
seúnte que cruza la escena de izquierda á derecha:) 
¡Todo á diez, todo á diez!... (siguiendo la con- 

versación:) Cree que está tu persona pa él. 
(voceando.) ¿Hace falta algo? (Vaáeel Transeúnte.) 



— 10 — 

Patro jComo no, morena! 

Paco Y á ese tío lo mando 5-0 á otra parte con la» 

aves. 

Patro No, Paco. Riñas, no. 

Paco ¿Reñir? Vamos, que eres una párvula. ¿Tú 

crees que soy capaz yo de verter la sangre 
de epe hombre? Pa horchata ya hay bastan- 
te con el puesto. 

P^TRO (señalando á la izquierda:) ¡Digo; ahí está! 

Paco Vaya. ¡Que estamos divertidos! 



ESCENA III 

PAl RO, PACO y EL GACHÓ DE LOS PÁJAROS 

Gachó (Trae un soporte de tijera y un tablero para ponerlo 

encima, formando la mesa. Una jaula con un mirlo y 
ot:a con algunos gorriones. Deja la mesa sin armar, 
apoyado en un velador, donde pone las jaulas.) SalÚ,. 

señor e. ¿Qué calorcito, eh? 
Paco Sí... Ahora parece que ha llegao algún fresco. 

Gachó (a Patro, con aire de conquistador:) ¿Me da USté 

una mijita e iJgua, princesa? 

Paco (Guaseándose,) ¡Ay, «princesa»; ay, ay, ay! ¡Si 

es de Ja cae e la Ruda, hombre! 

Gachó (a Paco, en voz baja.) Pa mí como si hubiá na- 
ció en el palacio re^. Cuestión de criterio. 

PaTRC (Trayendo un vaso.) El agua. 

Gachó (Echando agua del vaso, por encima de la jaula, en el 

bebedero de los gorriones.) Están lüS animales 

ajogaos e caló, (a un gorrión:) ¡Eh, don Prós- 
pero, no se pué bebé toavía, que está usté 
sofocao! Se me resfría don Próspero, y he 
hecho mi fortuna, (pausa.) ¿No pasa gente, eh? 
Paco (con segunda intención.) Es mal sítio este. 

GeCHÓ (Por Patro, picarescamente.) ¡PoS USté bien que 

viene á vendé! 

Paco Hombre... 

Patro Y usté bien que se trae aquí los pajaritos. 

Gachó ¡Psch!... Tos los sitios son iguale según está 
er negocio. I\'i un gato quié ya sabe su sino 
y suerte; y eso que no hay en tó Madií un 
gorrión con más talento que don Próspero 



1 1 - 



pa saca una aleluya en er pico. Ya no sabe 
uno cómo presentarse, que llame la aten- 
sión. 

Paco La chistera no es poco llamativa. 

Gachó ¿Que si e? Pos me están arreglando una 
prenda que va á quita er sentío: un chaqué 
e lana durce, coló e café con leche oscuro, y 
con unas trensilla tirando á manteca... 

Paco Eso no es un chaqué. Eso es un desayuno. 

Gachó Pero tó se quea en pañale junto á la noveda 
que traigo hoy. 

Paco ¿Dónde? 

Gachó (señalando ala jaula del mirlo.) ¡Aquí! 

Patrc ¿Un mirlo? 

Gachó (con grandísimo orgullo al hacer la revelación.) Un 

mirlo: «i ampanini». El mirlo más simpáti- 
co que se ha vestío de negro. Siete ni ese me 
he estao dándole clase. En mil peseta no lo 
doy. 
Paco ¿Sabe latín? 

Gachó ¿ChunguitaS, eh? (ai mirlo, majestuosamente, se- 

guro del éxito.) ¡Campanini, andn! (e1 mirlo em- 
pieza á silbar la «Marcha Real». Gestos de inmenso 
asombro en Patro y Paco. El Gachó hace como que 
lleva la batuta. De repente cesa de silbar el mirlo, es 
decir, el socio que silbe entre bastidores.) 

Paco ¡Se le ha acá bao la cuerda! 

Gachó ¡Es pa toma resueyo! (ai Mirlo, como antes:) 

¡Campanini- sigue! (e1 bicho, en medio del silen- 
cio, acaba la Marcha Real.) 

Paco ¡Pues, hijo, ni la banda e Alabarderos! A ver 

otra pieza. 

Gachó ¿Otra pieza? ¿Usté cree que e un organiyo er 
mirlo? No sabe má; pero mirarlo: á vé que 
bicho toca una Marcha Rea como esa. 

Paco (con cierta chunga, á Patro.) Chica, ¿tÚ haS visto 

qué talento de hombre? 

Patro (ídem.) Ya, ya. 

Gachó Que va á gustarle poco á lo chiquiyo que ar 
salí Catalina ó don Próspero á saca er pape- 
lito con su sino y suerte, se arranque Cam- 
panini: «Larararo, laro...» (ei mirlo ai oir lo 

que el Gachó ha tarareado, silba los primeros compases 
que Siguen de la Marcha Real. Ei Gachó, orgulloso, 



— 12 .-- 

riéndose, da un golpe á la jaula.) Caya, home, SI eS 

un ejemplo, (a Paco y Patro.)¿Eh?... Pos ahora 
vi á enseña á una liebre á dispara un revorve. 

Paco Diga usté que es el amo del reino animal. 

Gachó ¿Yo? ¡Yo soy capá de basé que baile er cake- 
vá un galápago! 



ESCENA IV 

DICHOS y UísA niñera con ÜN NIÑO de la mano; luego UN 
SEDIENTO 



Niñera (Entrando por la derecha con el chico. A Paco, para- 

da ante el cajón.) Haga usted el favor. 

Paco En seguida (Va ai cajón á vender cualquier cosa. 

Patro ha quedado junto al Gachó; y Paco, celoso, mira 

con inquietud mientras despacha.) 
Gachó (a Patro, con aire de conquistador.) ¿Usté Ve esa 

Marcha Rea que ba tocao er mirlo? ¡Po era 
pa usté, reina de España! 

Patro Ay, ¿sí? ¿Y por mi na más se ba molestao 

el animalito? 

Gachó ¿Por usté? (Muy deprisa.) ¡Por usté yo le ense- 
ño sorfeo a to los inquilino que quepan en 
to el arbolao que haiga echao rama, endeje 
que hay maera basta boy jueve! ¡Sol der 
mundo! 

Patro ¡Golfeo! 

Gachó (Entusiasmado.) ¡Ole ya los piropos ar revé! 

Paco ("Rabia de celos aparte.») ¡Maldita sea la mar! 

¡Ya está el tío loco! (con muy mal modo á Patro, 
que está de espaldas.) ¡Tú! (Patro, sin oirlo, sigue un 
diálogo animadísimo. A la Niñera, que saca una mone- 
da:) Sí, señora, á perra gorda, (a Patro.) ¡TúI 
(No le oye. Aparte, echando chispas:) ¡A ese tÍ0 lo 

echo yo! ¡Vamos, hombre! 

Niñera (Por un objeto que tiene en la mano.) BuenO, lo lle- 

varé. (Va á pagar.) 
Paco (Fuera de sí, á Patro:) ¡ rú!... (Vuelve ella la cara. 

Transición.) Que SÍ tiés cambio e nna peseta. 

Patro Sí. (Va á llevársela.) 

Gacho (Mientras cambian, armando su mesa en el centro de la 

escena, un poco cerca del aguaducho. Aparte:) Esa 



— . 13 — 



I 



niñera tie cara e prima. Armareoao er tin- 

glao. (ün Sediento ha llegado al mostrador del agua- 
ducho y allí esperará, siempre de pie, á que Pairo vuel- 
va, le despache é imite que le hable hasta marcharse.) 
Paco (Aparte á Patro, furioso, mientras cambia:) ¡Que nO 

hables más con el gachó! 
Patro (Aparte, á Paco:) Pero, chico, ¿y qué le hago? (se 

va al puesto y despacha al sediento. Este bebe.) 
Paco (Dando el dinero á la Niñera. Aparte:) ¡PueS á eSB 

tío hay que echarlo! 

Gachó (pregonando al ver que la Niñera va á pasar.) ¿Quién 

por cinco sentimos quiere saber sa sino y 
suerte? 
Paco (Por fastidiar al Gachó.) ¡Todo á diez, todo á diez! 

Gachó (pregonando, muy enfáticamente.) ...SÍ tiene árga- 

na herencia que coge, si va á caerle el gordo, 
si se va á casar pronto. Oirán ar músico 
mayó que toca la Marcha Rea como los án- 
geles. ¿Quién por sinCO sen timo... (Paco em- 
pieza á gritar desaforadamente. La Niñera y el Niño se 
paran ante la mesa de los pájaros. El Gachó mira á 
Paco con ira y se calla hasta que acabe.) 

Paco ¡Todo á diez, todo á diezi ¡Lapiceros, pelotas, 

muñecas con la cara de biscuí! (se caiia, viendo 

que se ha callado el otro.) 

Gachó (Aparte.) No. ¡A mí no me ganas tú! (pregonan- 
do.) ¿Quién por sinco séntimo... (En cuanto el 

otro lo oye, pregona como un energúmeno.) quiere 

saber su sino y suerte? Si va á caerle el 
gordo... 

Paco (simultáneamente que el Gachó.) Desde Una punta 

del cajón bástala otra. Pasen, señores, pa- 
sen... Miren y compren más que miren. (Esta 

situación de pregonar á un tiempo se puede prolongar 
mientras dure elefecto, repitiendo los pregones pa- 
sados.) 
Gachó (Que ha quedado jadeante, lo mismo que Paco. Por la 

Niñera que con el Niño estará de espaldas al público 
tapando solamente la jaula de los gorriones: la del 

mirlo, no.) Vamo, don Pióspero, saca la suer- 
te de esta joven. Er mirlo tocará la Marcha 

Rea. (Figura abrirle á don Próspero.) 
Paco (oyendo lo que antecede. Pregonando.) ¡BarrrenaS, 

marcadores, punzones, trompetas, (coge una.) 



— 14 — 



Gachó 

Niño 
Gachó 



Paco 

Gachó 

Paco 



(Majestuoso.) ¡Anda, Campanini! (Paeo toca la 

trompeta sin resuello.) 

(a la Niñera ) No Se Oye. 

(Yendo al cajón y sujetando á Paco, éuplicante.) 

¡Home, haga usté er favo de cayarse un mo- 
mento! 

Yo tengo que vender. 

Home, un momento. Hasta que gane la pe- 
rriya. 
Bueno, me callaré. (Aparte.) Este no vuelve. 

(e1 Gachó vuelve á su mesa, y sale por la derecha el 
Parroquiano 1.", que se detiene ante el cajón y coge 
una boquilla.) 



ESCENA V 



DICHOS y PARROQUIANOS 1." y 2."* 

Gachó Vamo otra ve, don Próspero. Saca la suerte 
de esta joven. Er mirlo tocará la Marcha 
Keá. 

Paco (ai Parroquiano 1.", mostrándole la boquilla.) No, Ca- 

ballero; no se rompe. Mire usté, (coge ei mar- 
tillo.) 

Gachó ¡Anda, Campanini! (Paco empieza á dar tremen- 

dos martillazos. Desesperación del Gachó. Llanto del 
niño. Escena muy cuidada. Paco para, oye que sigue 
el mirlo, y sigue él.) 

Par. 1.^ (sujetando á Paco.) ¡Si ya estoy convencido! 

(Paga y se va por la derecha.) 

Niño ¡Tampoco ahora se oye! (cesan ios martiiiazcs.) 

Gachó (a Paco.) ¡Home, por Dio! 

Patro Se ha vuelto loco. 

Niñera (ron una aleluya en la mano.) Si yo no sé leer. 

Gachó (contrariado.) ¡ IVaiga usté acá! (cogiéndole el 

papelito y desdoblándolo.) VamOS á Ve. >^ Leyendo:,) 

«Es torpe la que se fía 
de la palabrade un cabo de húsarede Pavía.» 

(Vase del aguaducho, por la izquierda, el Sediento, y 
sale por el mismo lado el Parroquiano 2.", que se de- 
tiene á comprar algo en el cajón de Paco.) 

Niñera Si mi novio no es soldao; se libró por la 
talla, porque es nmy chiquitillo. 



— 15 — 

Gach 'j (Desesperado.) ¿Mu chiquitiUo? Güeno; po de 
la palabra e un cabo e vela. ¡J?éjeme usté 

en pá, mu jé! (Cnsi nmenazante.) 
N^ÑER \ (Yéndose con el Niño por detrás del agnadncho.) VnySL 

un robo que es esto. 

Gachó (Yéndose al aguaducho en cuanto ve á la Patro sola. 

Muy meloso, contrastando con la pctitud anterior.) 
Oiga usté, mare e mis ojos. (Se sienta en la 
mesa de enmedio.) 

Paco (Furioso, por el Gachó, mientras despacha.) ¡Ya está 

allí otra vez! 
Gacho (a Patro.) Ueme usté una poca e sarsa, que 

en cuanto yego á la vera e usté me jago un 

chicharrón. 
Patro ¿De veras? (Le sirve y se va al aguaducho.) 

Gachó Como lo está usté oyendo. Tié usté una cara 
que la debía manda á la Exposición por ía 
medalla de oro. 

Patro Y usté no tenía precio pa hace duros falsos. 

Gachó ¿Por qué, mi arma? 

Patro Porque es usté de plomo, hijo. 

Paco (nahioso. Aparte.) ¡Maldita sea la hora...! (ei Pa- 

rroquiauo 2." se marcha por Ja derecha y Paco da uti 
paso hacia el aguaducho. Pero lo detiene Un Desgra- 
ciado que atraviesa la escena de izquierda á derecha 
y se para ante el cajón. Es el tipo del cesante clásico. 
Irae toda la camisa desabrochada, sin chaleco ni cor- 
bata, y los pemiles de los pantalones dentro de las bo- 
tas, también sin abrochar.) 



ESCENA VI 

PATRO, PACO, EL GACHÓ DE LOS PÁJAROS y UN DESGRACIADO 



Desgrac, 
Paco 



Gachó 

Patro 
Gachó 



(a Paco.) ¿Tiene usté botonaduras? 

(Dándole una) Sí, Señor. (e1 Desgraciado, con mu- 
cha cachaza, quita del cartón los pasadores y empieza 
á ponérselos. Paco babea.) |Y dale! 

Vi á vendé los gorriones y me vi á vení ar 

puesto manque sea e botijo. 

Ya hay cacharros e sobra. 

No lo jeche usté á broma: es que lo mismo 



— le- 
es verla á usté que ya no sé aonde tengo la 
cabeza. 

Pairo Ahí. Debajo e la bimba. 

Gachó ¿Tamién se va usté á canea de la bimba? 

¡Po se acabó la binaba! (Se la quita y la pone 
sobre la silla inmediata de la derecha, dando uti gran 

sombrerazo,) |Y 110 se ría usté de la ropa, que 
me va usté á tené que arquilá un coche se- 
rrao pa que me vaya! Oiga usté, escuche 

usté, niña, venga usté acá. (e1 está sentado en 
la mesa de en medio, de frente á Paco. Al acercarse 
Patro, queda ésta de espaldas á Paco y de manera que 
impida también que el Gachó lo vea.) 
Patro (Acercándose.) ¿Qué fué? 

Gachó Haga usté er favo. (La habla con mucho fucgc.) 

Paco (Tragando bilis, al Desgraciado que hace esfuerzos 

inútiles por abrocharse el cuello.) Eso SC lo debía 

usté de poner delante de un espejo. 

DeSGRAC. No. Si ya casi ha entrado. (Para que le ayude.) 

Si usté tiene la bondad... 
Paco Bueno, hombre. (Aparte.) Ya me estoy yo 

repudriendo, (Forcejea para ponerle el cuello.) 

Gachó (a Patro.) Escuche usté: ¿Era usté capa de 
venirse á mi casa pa siempre?- 

Patro ¿Pa qué? 

Gachó Pa que se yeve usté á mi vera toa la noche 
con los ojos abiertos, que me da mieo e dor- 
mí sin lú. 

DeSGRAC (Porqua Paco le aprieta tremendamente al abrc.chaile 

Chillando:) ¡Aaay! 
Patro (volviendo la cara.) ¿Qué cs eso? 
Gachó Que lo ajoga; no jaga usté caso. Más ajogao 

esiuy yo de ner a y no me quejo. 

Paco (Acabando la ejecución ) ¡Gracias á Dios! (Aparte.) 

¡Pero ese tío! (cree que el Desgraciado se va a ir 
y pone la mano como para cobrar. El fingido diálogo 
entre Patro y el Gachó es cada vez más animado.) 

Desgrac ¿y abrochadores, tiene usté? 

Paco teí, señor. (Aparte.) ¡Que echo a ese tío! (se 

estremece al mirarle las botas y ver que se las empieza 
á abrochar muy tranquilo con el abrochador que le da.) 
¡Pues ha caído que hacer! (Por el Gachó, aparte:) 

Pero, ¿cómo lo echo? 

(.tachó (a i atro, cada vez más entusiasmado.) Er día que 



— 17 " 



Patro 
Gachó 



Paco 



Desgrac. 



Paco 



Gachó 



Desgra(\ 

Paco 

Desgrac. 

Paco 

Desgrac. 



usté entrara en mi casa, nos comíaniotosf 

los pájaro en arró. 

Es muy dura la carne de mirlo. 

(Le ha llegado al alma.) ¡¡Er millo nO, miljéü... 

Er mirlo pa tocarle á usté la Marclia Rea al 
entra... 

(Aparte.) [Ah, demonio! ¡Verás el susto que 
te llevas! ¡Ese no vuelve más! ¡Que no! (vien- 
do que el de las botas tiene para rato, va sigilosamen- 
ta á la jaula del mirlo, la abre y lo saca.) 
(inclinado, abrochándose. Creyendo que está Paco jun- 
to al cajón.) Cuesta trabajlUo. Dispense usté 
que lo entretenga. También necesitaba un 
sujetador de corbata, que sea bonito, mo- 
dernista. No se moleste usté. Ahoni, cuando 
concluya. 

(Aparte.) Tiene cortas las alas; no se escapa. 
Pero el disgusto va á ser de órf^ago. (sin ser 

visto de nadie va de puntillas á la silla del sombrero y 
mete debajo de éste al animal, mientras los otros per- 
sonajes hablan.) 

(Á Patro.) ¡Er mirlo vale siete mil reaie! ¡Y es 
pa usté, y la existencia de toa clase e pája- 
ros, incluso la mía, ídolo! 

(incorporándose. A Paco, que acaba de volver.) Ya 

está. Démelo usté... 
¿Er qué? 

El sujetador. (Saca una corbata del bolsillo.) 
(Dándoselo.) ¡Ah! ¡Vaya! (Con sorna.) ¿Quié USté 

una silla? 

En seguida acabo. (Se pone la corbata de cualquier 
modo, paga y se va, mientras concluye el diálogo de 
Patro y el Gachó.) 



ESCENA ULTIMA 



PATRO, PACO y el GACHÓ 



Gachó (Levantándose.) Güeno, ví á recogé los trastos, 
que es tarde. Pero coste que iba usté á sé 
má felí que una marquesa. Pa que usté ye- 
vara lujo iba yo á come arpiste na má. 

2 



PaTRO (Yéndose para el mostrador.) ¡Ya lo Creo! ¡Y Ca- 

chitos de corazón! 

Gachó ¡No! A la comía der mirlo no se le tocaba. 
El mirlo había que respetarlo. Tenía ({ue sé 
pa usté una especie de hermano político. 

(Llegando á la jaula y notando la falta. Loco:) ¿Y er 

mirlo?... ¿Aonde está er mirlo?... ¿Usté ha 
visto al mirlo?... (Á Patro.) 

PaTRO Yo no. (Acercándose.) 

Paco (ídem.) ¿Se ha escapao? 

Gachó ¡Digo, la jaula abierta! \Y Ja dejé serrál (Á 
Paco.) Y que no ha pasao nadie, ¿verda usté? 

Paco ¡Habrá aprendió tamién á abrí la jaula! 

Gachó ¡No se guasee usté de mi, home! (loco buscán- 
dolo, mirando al cielo, al suelo, por toda la escena.) 

Paco ¡Como era tan listo! 

Gachó Tenía cortas las alas. (Á Patro.) ¿Usté lo ha 
visto irse? ¿Usté lo ha visto irse? 

Patro ¡Yo qué he de ver, cristiano! 

Paco (señalando adentro.) Miusté donde hay un guar- 

dia. Quizás que dé razón. 

Gachó (Muy azorado.) ¡Home, que no es hora de 
brofíia! 

Patro ¡Pobre animalito! 

Paco ¡Jé, jé! 

Gachó No se ría usté, home. (No cesa de andar, buscím- 

doio.) ¡Siete mese de lersión! 
Paco ¡Sí que es tiempol 

Gachó ¡Y lo bien que tocaba! 
Patro ¡Ya, ya! 

Gachó En cuanto le desía: «Anda, Campnnini...» 

(e1 mirlo silba unos compases de la Marcha Real y 
calla. El Gachó se para atónito. Paco, en silencio, se 
dobla de risa. Patro está sorprendida. Después que 
calla el pájaro, dice el Gachó:) ¿Aonde está? ,E.sto 

paese cosa é duende!... ¡Campanini, sigue!... 
¡Cá!.. ¡Campanini, sigue! 

Paco (señalando al cielo.) Miusté. Por ahí arriba 

pa«ía un pájaro. 

Gachó (Mirando con ansiedad ) ¡Home, SÍ es una cigüe- 
ña. (Mirando á Paco fijamente.) ¡Usté Sabe aonde 

está! ¡No me lo niegue usté! 

Paco ¡Que no! (e1 Gachó se pasea por el proscenio á gran- 

des pasos.) 



19 — 



Patro 
Paco 

Gachó 



Paco 
Patro 
Paco 
Gachó 



Paco 
Gachó 



Patro 
Gachó 



Paco 



Patro 
Paco 

Gachó 



Paco 

Patro 
Gachó 



(Aparte á Paco.) ¿Lo SabeS? 

(ídem á Patro..) ¡Claro, prima! Debajo del eom- 
brero. 

¡Ojalá er que haya sío se meta á vendé pe- 
rros y nascan tos rabiando, (parándose ame 
Paco.) ¡Home, no tenga usté guasal 

(J Yo? (Vuelve el Gachó á pasear.) 

(Aparte á Paco.) ¿Y pa qué lo has puesto? 
(ídem á Patro.) Pa que nos deje en paz. 
Permita Dio que le entre sarna, acabao de 
cortarse las uñas. Y que se case y que le 
estén doliendo á su mujé las muela toa la 

noche e novios, (parándose ante Paco.) ¿Me lo 

dice usté ó no? 

¡Si no lo sé! 

¿Que no? ¡Como que soy yo poco vivo! (con 

decisión ) Po hasta que no parezca er mirlo, 

de aquí no me meneo. (Se sienta a plomo sobre 
la chistera y la hace cisco. Patro da un grito y corre 
hacia él con Paco.) 

¡Aaah! 

(Levantándose rápidamente, alza la chistera, ve el mir- 
lo y lo levanta, muerto, por el pico. Lo contempla un 
momento y con él en la mano vuelve á caer sobre la 
silla. Con cómica angustia.) ¡Ay!... ¡AgUa!... ¡AgUa! 

(a Patro.) ¡Trae, chica, que se muere! (Eiia le 

da el botijo y él se lo arrima mucho á la boca al Ga- 
chó, que bebe un momento. Al acabar se limpia al 
mismo tiempo ojos y nariz con el antebrazo.) 

(Aparte á Paco.) ¿Ves? Lo has hecho llorar. 

(ai Gachó, sinceramente.) ¿TantO lo ha Sentío 

usté? 

Es que me ha yegao el agua hasta la frente 

(Aplanado.) ¿Y ahora? ¿Qué hago yo ahora? 

¡Con lo que le farta á la liebre pa aprende á 

dá er tiro..! (con bríos, á Paco) Dígame usté 

quién ha sio, por su salú, ¡y 'o ajogol 

¿Yo? (Aparte, con miedo.") ¡Cualquier día! (auo.) 

No he visto ar crimina, palabra. 

¡Pobrecito bicho! 

¿Este? ¡A este lo entierro yo en sagrao! ¡Era 

una persona! (Le da un beso al difunto, estrechan 
dolo con cariño contra su pecho. Pausa en que recoge 
los chismes y se pone el sombrero abollado.) En fin, 



— 20 — 

SalÚ .. y ¡hasta mañana! (Va a irse por el pros- 
cenio.) 

Paco (Aterrado.) ¿Hasta mañana! 

Gachó Claro. (Patro y Paco caen en dos sillas, sin aliento.) 

(ai público:) 

Es decir... se necesita 
de licencia, por supuesto. 

(Enseñando el mirlo cogido del pico:) 

¡Señores, que vivo de esto! 
¡Aplaudid, y resucita! 



TELÓN 



OBRAS DE JOAQUÍN LÚPEZ-BARBADILLO 



T S -^ O? 2^ O 

El fin del mundo. — Juguete cómico en un acto, original 
y en prosa, estrenado en el Teatro Español de esta 
Corte. (Segunda edición.) 

La loca del león. — Entremés original y en prosa, en co- 
laboración con Francisco de Torres^ estrenado en el 
Teatro de la Princesa de esta Corte. 

El ¿ormto.— Zarzuela en un acto, original y en prosa, 
en colaboración con José Ángulo, estrenada en el 
TeTatro Circo Español de Barcelona. 

Camino de flores. — Zarzuela en un acto, dividido en tres 
cuadros, original y en prosa, estrenada en el Teatro 
de Novedades de Barcelona. 

El mirlo. — Entremés en prosa, en colaboración con 
Diógenes Ferrand, estrenada en Teatro de la Prince- 
sa de Madrid. 

La epopeya de la mugre. — (Historia desagradable é in- 
moral), í^recio, 2 pesetas. • 

La Hija de Celestina. — Introducción á esta famosísima 
novela de Salas Barbadillo, publicada en la Colección 
clásica de obras picarescas. Edición ordinaria: 2 pese- 
tas. Edición especial, numerada: 10 pesetas. 



OBRfiS DE DIÓGENES FERRAHD 



El carita, juguete cómico en prosa. 

Nube de verano, entremés en prosa. Estrenado en el 
Teatro Cómico, de Madrid. 

... Se le gratificará, diálogo en prosa. Estrenado en el 
Teatro Lara, de Madrid. 

Certamen de bellezas, apropósito cómico-lírico, con mú- 
sica del maestro Fuentes. 

La gran vía sevillana, apropósito cómico-lírico, con mú- 
sica del maestro Bracamonte. 

Los Florete, juguete cómico. Estrenado en el Teatro 
Martín, de Madrid. 

Malegro de verte güeno, entremés en prosa. 

El rey de la serranía, zarzuela en un acto, con música 
del maestro Gay. Estrenado en el Teatro Novedade8, 
de Madrid, 

El mirlo, entremés en prosa. Estrenado en el Teatro de 
la Princesa, de Madrid. 



Este entremés pagará por derechos de re- 
presentación (los correspondientes á una co- 
media en un actCK "^ 



I 



Pr(ecio: HN(J peseta